sábado, 13 de febrero de 2010

> Llega CINESHOCK!


Por fin en Madrid se pone en marcha algo que podría convertirse en cita imprescindible con el mundo de la exploitation, la serie B y el cine de género. Se llama CINESHOCK y para empezar se atreve a abrir una sala de los míticos cines Luna para proyectar DEMONS de Lamberto Bava. Qué mejor película para convertir un cine abandonado, situado en una plaza llena de putas y yonkis, en el templo del terror que necesita una ciudad como esta. Detrás de CINESHOCK están Julio Prieto, Popy Blasco, Agnes La Sucia y Andrés Aberasturi, que esperan encontrar patrocinador para continuar con el plan. Así que os quiero a todos allí, el viernes 19 a partir de las 22,30. ¡Además es gratis!

INFO: www.cineshock.es y también en Facebook

8 comentarios:

Ordel dijo...

Lástima no vivir en Madrid para poder asistir.
Suerte con el proyecto!

Saludos AleXz.

Robert Fripp dijo...

Dos horas en la cola y solo entran los enchufados. Sois unos sinverguenzas. No os tenían que dejar seguir con el proyecto.

aleXz dijo...

Hey, Robert, no te confundas que yo no tengo nada que ver y tampoco pude entrar! Me quedé en la calle y no conozco a nadie que haya entrado (salvo los organizadores)

franchesk dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ordel dijo...

Al parecer la cosa se fue de madre, una lastima. Se ve que hay mucha gente molesta.
Ya sé que la peli es lo de menos, pero el bueno de Lamberto Bava va a flipar un poco si alguien le cuenta que 25 años después,en una reposición de su peli en Madrid, la gente se ha "dado de hostias" por entrar al cine.

franchesk dijo...

Acabo de ver las fotos que decías en el focoforo del evento. Salvo una o dos, he echado la pota.

aleXz dijo...

Después de todo el follón que se ha montado en la cola de los Luna, en el Facebook y en el Focoforo (con aportaciones magníficas como el video de Dr. Zito) está claro que todo lo que ocurrió alrededor del Evento ha resultado mucho más curioso e interesante que el Evento en sí. En este sentido, la posmodernidad de la propuesta supera con creces la típica apropiación de un código ajeno para fines propagandísticos. Mientras dentro del cine se vacían de significado los códigos de la serie B, fuera se vive una auténtica reafirmación (y radicalización en algunos casos) de los mismos.

Estar en contra del reciclaje de iconos, lenguajes, o subculturas, en artículos de moda me parece tan arcaico como fomentar comportamientos 'ultra' entre los fans; pero si lo primero es fácil de esquivar, lo segundo genera frikismos cansinos y poco deseables. Así que visto lo visto, que cada uno busque su sitio y no se meta donde no le llaman. Hay sitio para todos y si no, ya lo montaremos.

Frente Popular de Judea dijo...

Con permiso...

http://boicotalcineshock.blogspot.com/